Make your own free website on Tripod.com

 

De pronto escuchamos un rugido y varios gritos. Un enorme dinosaurio terópodo se había lanzado a atacar el bote. Mientras corríamos para ayudarlos pudimos tomar estas fotos:

Tuvimos suerte: el dinosaurio no pudo atrapar a nadie. Esperamos una hora hasta que saltó al agua y se alejó nadando. Fue cuando revelamos estas fotos para ponerlas en el diario que notamos al pequeño diplodocus que nos había estado observando. 

 

26 de febrero:

Nuestro joven tiranosaurio ya está curado y en condiciones de ser devuelto a su ambiente. Después de sedarlo, lo colocamos con cuidado en uno de los jeeps. 

 

Nos internamos unos veinte kilómetros en el bosque buscando un lugar adecuado para liberarlo y donde no fuera atacado por animales más grandes.

Entonces ocurrió lo que temíamos: los sedantes no surtieron el efecto que debían y el tiranosaurio despertó justo en medio de nosotros. Saltamos del jeep en movimiento creyendo que nos comería, pero él prefirió huir y perderse en el bosque.

 

27 de febrero:

Comprobación del estado de salud de los pequeños anfibios y reptiles del río. 

Éstos animalitos son muy sensibles a la contaminación. Si ellos están bien entonces sabemos que no estamos dañando el ecosistema de la Isla. Turner aprovechó para demostrarnos su eterno amor por las serpientes  :)

 

28 de febrero:

Salimos a capturar algunos dinosaurios. El primero de la lista es un parasaurolophus.

Encontramos a uno solitario pastando cerca al bosque. No fue difícil rodearlo y capturarlo. 

Hora: 10:00 pm. Un lambeosaurus se acercó demasiado y decidimos capturarlo. Creemos que se trata de una cría que se separó de su manada y se perdió, pues buscamos a su familia casi hasta el amanecer.

 

1 de marzo:

Vamos de regreso al Área. En el camino nos encontramos con un dinosaurio que quería almorzar:

<-- Esta foto fue tomada a una distancia de unos doscientos metros. 

Lo sentimos por el pequeño triceratops, la selección natural no actuó a su favor.

 

<<<--- Volver